Elegir el mejor hosting para ti en españa

Alojamiento Web

Guía para comprar el mejor hosting de España para ti

La mayoría de los usuarios tiene una enorme cantidad de dudas a la hora de comprar un hosting (o, mejor expresado, de alquilar un espacio de alojamiento web). Existen multitud de planes distintos en el mercado, y los términos técnicos pueden llegar a abrumar a más de uno, especialmente a aquéllos que no sean muy duchos en la materia. Si te cuentas entre estos usuarios que necesitan que les echen una mano con el tema, no te preocupes: en ValorTop nos hemos propuesto ayudarte y te contamos todo lo que debes saber sobre el mundo del alojamiento web.

¿Qué es un hosting?

Un hosting (o alojamiento web) es el lugar en el que se almacena un website (o varios). Expresado de otra manera: es la casa de tu sitio web.

Tipos de hosting

De la misma manera que existen distintos tipos de casa, puedes encontrar diversas clases de alojamiento web. Estas son las diferentes opciones:

  • Hosting compartido: Éste es el tipo de alojamiento web más común y económico, y muy probablemente será el que necesites si estás dando tus primeros pasos en el espacio online. En un hosting compartido, tu website se encuentra alojado en el mismo servidor que otros sitios web, compartiendo los recursos y capacidad de dicho servidor. Sería el equivalente a compartir piso: tú tienes tu propia habitación, pero debes convivir con más gente en la casa. Adecuado para sitios web modestos y medianos que no reciban más de 150.000 visitas mensuales (punto en el cual resulta altamente recomendable pasarse a otra modalidad).
  • Servidores privados virtuales: Servicio también conocido como “hosting VPS”. En esta modalidad, sigues compartiendo servidor, pero éste se encuentra “partido” en varios trozos, y tu hosting tiene asignados sus propios recursos y funciona bajo un sistema operativo independiente de los demás. Es como si vivieras tú solo en un apartamento: ya no tienes que compartir la cocina, el baño o el salón con varios compañeros de piso, pero sí que convives en el edificio con otros vecinos. Apropiado para quien posea varios websites medianos o uno grande que precise de recursos propios.
  • Servidores dedicados: El hosting dedicado es aquél en el que tienes a tu entera disposición un servidor completo, disfrutando de absolutamente todos sus recursos y capacidad. En definitiva: es vivir en un chalé, a tu aire y sin vecinos alrededor. Los grandes sitios web requieren este tipo de alojamiento, ya que necesitan una gran cantidad de recursos.
  • Cloud hosting: También llamado “hosting en la nube”. En esta modalidad, a diferencia de lo que ocurre en todas las demás, tu sitio web no se aloja en un único servidor, sino que se encuentra distribuido en varios que están vinculados entre sí para formar una sola plataforma (o nube). Las ventajas del cloud hosting residen en la flexibilidad que ofrece: cuando contratas un plan de este tipo, pagas por una determinada cantidad de recursos, que posteriormente podrás aumentar o disminuir a tu gusto, según tus necesidades. Se trata, asimismo, de un tipo de alojamiento web más seguro: en el caso de que ocurra un problema en alguno de los servidores, tu website no se caerá ni sufrirá pérdida de contenido, al estar reflejados sus datos en el resto de los servidores de la nube. Adecuado para usuarios que busquen un servicio de alojamiento web altamente escalable y configurable.
  • Hosting Reseller: Los paquetes de hosting reseller (en español, “hosting para revendedor”) están dirigidos a profesionales, como por ejemplo diseñadores web, o personas que dirijan una agencia de publicidad. Básicamente, se trata de comprar un alojamiento web y, posteriormente, revenderlo a otros clientes. Si le estás diseñando el website a un cliente y quieres ofrecerle un servicio completo, para que éste no tenga que preocuparse de nada (ni siquiera de buscar un hosting), puedes hacer uso de este tipo de planes e incluir el alojamiento web dentro del pack.

Términos que debes conocer sobre el hosting

Cuando te halles en la tesitura y el proceso de comprar un hosting, seguramente vas a tropezarte con un montón de términos que te suenen a chino. No te preocupes, nos pasa a todos, incluso a los mejores: muchos tecnicismos nos superan. Pero no hay atajo posible, resulta esencial que conozcas el significado de dichos tecnicismos, para así escoger la opción que más se ajuste a tus necesidades. A continuación te hablamos de los más importantes:

  • Espacio de almacenamiento: También llamado “espacio web”, es la cantidad de datos que puedes alojar en el hosting. Si contratas un plan que tenga un límite de, por ejemplo, 1GB, tu website no podrá ocupar más de ese espacio.
  • Transferencia mensual: También conocido como “tráfico web”, este término va directamente ligado al número de visitas que tu website reciba. Nos explicamos: cuando un usuario te visita, tu sitio web carga una determinada cantidad de datos (esa cantidad dependerá del tipo de contenido que albergue el website en cuestión). Estos datos se van sumando día a día, y la cifra final resultante, al término de cada mes, es la transferencia mensual. En resumen: cuanto más alto sea el límite de tráfico web que tenga tu plan de hosting, más visitas podrás recibir. Algunas compañías, por cierto, también se refieren a este término con la expresión “ancho de banda”.
  • Uptime: Este término hace referencia al tiempo de actividad del alojamiento web y se mide en un porcentaje: si tu hosting tiene un Uptime del 99,9%, significa que los websites alojados en él se encuentran online el 99,9% del tiempo. Obviamente, cuanto mayor sea la cifra, mejor.
  • Sistema operativo: Todos los servidores están gestionados por un determinado software, llamado sistema operativo. Los más habituales son Linux y Windows (en el mundo del hosting el primero es el más utilizado) y, según cuál escojas, podrás utilizar unas u otras aplicaciones. Es un aspecto que debes tener muy en cuenta en el caso de que estés especialmente interesado en usar alguna aplicación específica. De lo contrario, seguramente te resultará indiferente que el sistema operativo sea uno u otro.
  • CMS: Siglas en inglés para lo que en español sería “sistemas de gestión de contenidos”. Un CMS es una aplicación informática que facilita sobremanera la creación y administración de un website, al proporcionar una interfaz que te permite gestionar el contenido y diseño del sitio web de una forma muy sencilla. Algunos de los CMS más conocidos son WordPress, Joomla, Drupal o Prestashop, y no todos los alojamientos web son compatibles con ellos. Por lo tanto, si tienes previsto utilizar un CMS, asegúrate de que éste funciona en tu hosting.
  • Dominio: Un dominio es el nombre que identifica a un website. Por ejemplo, www.valortop.com es nuestro nombre de dominio. Algunos planes de hosting permiten alojar más de un dominio dentro del mismo hosting, y también es habitual que se incluya el registro gratuito de un dominio dentro del paquete de alojamiento web.
  • MySQL: MySQL es el sistema de gestión de bases de datos más utilizado en el mundo del alojamiento web. Normalmente, cada plan de hosting te permite trabajar con un número determinado de bases de datos.
  • Backups automáticas: Este término alude a la frecuencia con la que el servidor realiza copias de seguridad de los websites alojados en un hosting. Lo ideal es que las backups automáticas sean diarias, para asegurarte de que, en caso de fallo técnico del servidor, apenas pierdas datos.
  • Centro de datos (Datacenter): El centro de datos de una compañía proveedora de servicios de hosting es el lugar donde están ubicados sus servidores. Un dato importante si el grueso de tus visitas va a provenir de un país determinado, ya que, cuanto más cerca se encuentre el servidor de tu hosting de tus usuarios, más rápido cargará el website.
  • Panel de control: El panel de control es la herramienta con la que puedes administrar el hosting. Los paneles de control más conocidos son cPanel y Plesk, y ambos poseen una interfaz sencilla y muy intuitiva.

Otros aspectos a considerar a la hora de comprar un hosting

Además de los puntos enumerados unas líneas más arriba, existen otros aspectos que debes tener en cuenta para tomar la mejor decisión. Son los siguientes:

  • Número de cuentas de e-mail: Cada plan de hosting va acompañado de un límite de cuentas de correo electrónico. Asegúrate de que el número de éstas cubre bien tus necesidades.
  • Tasas por migración: Algunos proveedores de hosting cobran una tasa por migrar tu website a sus servidores, mientras que otros ofrecen este servicio de forma gratuita al contratar alguno de sus planes.
  • Seguridad: Muchos paquetes de hosting incluyen firewalls, antivirus o herramientas antimalware y antispam, muy útiles para aumentar la seguridad del alojamiento web.
  • Soporte técnico: Éste es un aspecto importantísimo a la hora de valorar los servicios de un proveedor de hosting. Una atención telefónica 24 horas al día y 7 días a la semana resulta esencial, y cuantas más opciones brinde la empresa para que puedas ponerte en contacto con sus especialistas, mejor: chat, e-mail, avisos (tickets) a través del panel de control, redes sociales… Créenos, es imprescindible que, cuando surja algún problema, sea posible hablar rápidamente con un técnico que pueda resolverlo; y, si además la empresa pone a nuestra disposición una buena base de datos con artículos y vídeos de ayuda, mejor que mejor.
  • “Ilimitado”: Algunos proveedores de alojamiento web afirman que sus paquetes de hosting compartido incluyen almacenamiento y tráfico web ilimitados. Esto queda muy bonito sobre el papel, pero nunca es estrictamente cierto: cuando la compañía detecte que estás haciendo un uso de su servidor que, a su juicio, resulta excesivo, se reservan la opción de restringirte los recursos o, incluso, de cortarte el servicio hasta que no actualices a un plan superior. Es decir, en la práctica te están ocultando los límites. Una mala costumbre que, por desgracia, es bastante habitual en el sector.
  • Garantía de reembolso: Normalmente, todas las compañías de hosting ofrecen una garantía por un periodo de tiempo determinado, durante el cual puedes “poner a prueba” los servicios de la empresa, ver si resultan satisfactorios para ti, si cubren tus necesidades, y en el caso de que no sea así recuperar tu dinero. En un escenario ideal, dicho plazo no debería ser inferior a 30 días.

Muy bien, ¡ahora ya estás preparado para escoger un proveedor de alojamiento web! Échale un vistazo a nuestros análisis de las diferentes compañías y asegúrate de quedarte con el mejor hosting español o, más bien, con el plan de hosting que mejor se avenga a tus necesidades.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hosting Barato
Top Hostings Mas baratos del mundo

Hostgator No está en España pero este todo un clásico dentro del segmento de hosting baratos y el mejor de los hosting baratos por excelencia, es el más usado en EEUU y Sudamérica, en 2017 es el servidor más fiable y con menos caídas del mundo y resulta ideal para personas que tengan …

Alojamiento Web
Top hosting 2017 Para empresa y usuarios normales

SiteGround Es una empresa fundada en el año 2004 por unos amigos de la universidad y que actualmente está pegando fuerte en España, vamos es el hosting de moda. La propuesta de SiteGround incluye servidores de datos en 3 continentes y soporte en español las 24 horas, prometiendo un soporte …

Alojamiento Web
Alojamiento web

Con esta guía pretendemos explicar en que consiste el hosting o servicio de alojamiento web, se trata del alquiler de un espacio en el disco duro de un servidor con conexión permanten a Internet y que es alquilado, generalmente a una empresa o Web host. Este espacio se usa para …